VITISOL 2018-01-10T04:59:46+00:00

Antioxidante natural.
Extracto de semilla de Uva al 5%.

Introducción:

El vino ha sido parte de la cultura humana desde hace unos 6.000 años. Antecedentes históricos  relacionan al vino con salud y longevidad y esto se destaca en la cultura mediterránea. Efectivamente en Francia y otros países del área mediterránea (España, Portugal, Italia, Grecia y Yugoslavia) el vino está integrado al comportamiento habitual de estos pueblos, que lo consumen con las comidas y en celebraciones.

En los últimos diez años han surgido una serie de estudios científicos que muestran que beber moderadamente es beneficioso para la salud, en especial para la prevención de la enfermedad coronaria. El interés por estudiar el vino aumenta notablemente luego de una investigación realizada por la organización mundial de la salud, el proyecto Mónica, en 1989.      Este trabajo confirmó que las tasas de mortalidad por enfermedades cardiovasculares en Francia eran mucho menores que en otros países industrializados como USA y el Reino Unido. Este hecho se presenta pese a que el consumo de grasas saturadas (14-15% del aporte energético) y los niveles de colesterol plasmático son similares tanto en Francia como en USA y el Reino Unido. A esta situación se le llamó Paradoja Francesa.

La explicación se buscó en la dieta de los franceses, de tipo mediterránea, rica en frutas, verduras y vino. Las investigaciones le atribuyen un papel clave al consumo moderado de vino en la dieta de los franceses, por su alto contenido en polifenoles naturales.

La evidencia actual demuestra que patologías crónicas como ateroesclerosis, artritis, demencias y cáncer están asociadas a estrés oxidativo. Los compuestos antioxidantes ingeridos por la dieta serían fundamentales para la prevención de estas enfermedades.

Las uvas maduras contienen substancias antioxidantes que son parcialmente extraídas cuando se fabrica el vino, a estas substancias conocidas como flavonoides y polifenoles, se le atribuyen los efectos benéficos del mismo.

La distribución de los polifenoles en una uva tinta de Vitis vinífera como Cabernet Sauvignon es de:

En el jugo. 10%
En la piel. 30%
En las Semillas. 60%